Bienvenidos a Episcode Productions. Aquí podrás encontrar aplicaciones y programas destinados para la difusión del Evangelio, de la vida cristiana y para servir de ayuda a todos los cristianos en su día a día.

Ya puedes descargar las vísperas de la I, II y IV semana de Cuaresma


Desde nuestra página de descargas ya podéis descargar todos los interesados las aplicaciones para móviles con Java (J2ME) correspondientes a la I, II y IV semana de Cuaresma de las Vísperas. Actualmente estamos en la IV semana, como bien sabréis, pero queríamos ofrecer las dos primeras para completar de esta manera todo el ciclo y que quien lo desee pueda hacerse con todas.

Cambios en el Misal Romano


La tercera edición del nuevo Misal Romano para España, es decir, el misal litúrgico que se utiliza en las iglesias católicas, incorpora un pequeño pero importante cambio que conviene tener en cuenta y que, por su importancia, quiero comentar aquí. En él cambia una pequeña palabra, pero que realmente es bastante considerable, puesto que nos posiciona (tanto a los cristianos, como a los que no) ante el dilema de cómo afrontamos nuestra salvación y la consideración que le queramos dar. Así, aunque la salvación es para todo el mundo, y alcanza a todos, no todos la reciben de la misma forma, de hecho algunos la rechazan. Este rechazo trae consigo el alejamiento de los dones y de la opción salvífica del Salvador. Al ser una opción personal, uno puede, por su libre parecer, elegir seguir a Cristo o elegir alejarse de Él, o no creer, o creer en a saber qué otra cosa.

Como se puede leer en Deuteronomio 30:19, "al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia, 20amando al Señor tu Dios, escuchando su voz y allegándote a El; porque eso es tu vida".

La controversia Orígenes


Mientras voy de camino lo que hago normalmente es escribir posts, o leer. Suelo llevar libros en txt que leo en el móvil, y uno de los que actualmente estoy leyendo con absoluta pasión es a Orígenes.

Los más cristianos probablemente lo reconozcan enseguida, ya que es ampliamente divulgado en la literatura cristiana. Orígenes, un gran erudito (pensador, filósofo, y maestro de las principales escuelas de la antigüedad, como la de Alejandría) vivió en el siglo II, y nació alrededor del año 185. Selló su fe con el martirio (durante la persecución de Severo, en el año 202, muriendo en Tiro en el 253 a causa de las secuelas), y aunque por desgracia se han perdido algunos de sus escritos, otros han sobrevivido más o menos enteros hasta nuestros días.

Detalles de calendarios


Los calendarios de bolsillo ya prácticamente ni se utilizan. Es otro de esos artículos que está desapareciendo con la llegada de smartphones. De hecho, para hacerme con algunos este año me ha costado bastante, ya casi ningún comercio los edita (cuando antes era uno de esos pequeños pero bonitos detalles navideños que siempre te daban en las tiendas de barrio, con tus compras). Cuando le comenté a un amigo que si quería algunos, me dijo que con su teléfono tenía suficiente, que ya no necesitaba otras cosas (curiosamente, las amigas a las que les pregunté lo mismo todas me dijeron que sí y quedaron bastante agradecidas).

La verdad es que yo sí lo utilizo, y aunque también es cierto que consulto el calendario en el móvil, lo uno no quita a lo otro y son perfectamente compatibles. En primer lugar, porque me gusta poder consultarlo cuando quiera sin encender ninguna "pantallita". En segundo lugar, porque lo uso de marcapáginas en la agenda. Es cierto que la agenda ya tiene un calendario incorporado, pero mientras estás escribiendo es más cómodo poder coger el calendario de bolsillo y mirar cualquier cosa, en lugar de voltear las páginas de la agenda hasta el principio.

Una obra de misericordia para comprar un milagro


No se si es por mi aspecto grunge, o porque mi rostro inspire confianza (o compasión, a saber), lo cierto es que a veces se llegan a mí personas con las intenciones más insospechadas. Por supuesto, también policías pidiéndome el DNI, pero ese es otro cantar.

Esta misma mañana viví una situación de esas. Entraba yo a la parroquia para hablar con un sacerdote, cuando al no verle decidí esperar en los bancos, y aproveché para orar. He aquí que se acerca una señora, de unos sesenta y pico años (no más), y me pregunta si conocía a alguien que no tuviera dónde vivir, para ofrecerle su piso. Me quedé a cuadros, sin poder reaccionar, como cuando te preguntas: "¿realmente ésto me está ocurriendo a mí?". La primera reacción que sentí fue la de alzar mi mano y decirle: "¡yo, yo!". Pero me contuve, me dije: "espera, espera, no te dejes llevar por la emoción que ya tienes unos años como para creer en fantasías".